Más de veinte kilómetros de playas paradisíacas hacen de Varadero uno de los lugares turísticos de Cuba de mayor renombre mundial, litoral que cautiva con sus arenas blancas, aguas cálidas y transparentes, entornos de exuberante vegetación, sol durante todo el año e infraestructura hotelera de excepción.